Blogia
@ElEncuentroBlog

Pegan a hacer daño, se queja Relaño (1)

Pegan a hacer daño, se queja Relaño (1)

Con un 0-0 al descanso en el España – Italia preparatorio para la próxima Eurocopa, y en una ataque de soberbia que me permite asegurar que ya hemos visto todo lo necesario para darnos cuenta de nuestro escaso nivel, no puedo dejar de resumir el partido sino con una frase, casi un lamento, de mi admirado Alfredo Relaño: “Pegan a hacer daño”.

Así se ha quejado quien fuera mi director en el Diario AS de la actitud de la “squadra azzurra”, impresionante equipazo, quizás por comparación con los nuestros. Y es que, en realidad, parece un partido de hombres (italianos) contra niños (españoles). 

Sigo creyendo que tenemos poco que hacer en el Europeo, por los siguientes motivos futbolísticos:

—Exceso de jugadores bajitos en medio campo: Xavi-Cesc-Iniesta-Silva. Sobran al menos dos de ellos, que hay que compensar con pivotes tipo De la Red, o similar.

—Falta de especialistas a balón parado, ya sea en faltas o en córneres.

—Ninguna contundencia en nuestros centrales, que son débiles y hasta se lesionan cuando chocan (Puyol) o se dejan golpear en la cara por los rivales (Albiol).

—Siguen los fallos de marcaje en la defensa de los balones parados (Luca Toni ha rematado en el área pequeña sin oposición en un gol felizmente anulado), lo que incluye las habituales cantaditas del palomitero Casillas.

—Seguimos viviendo de las ayudas arbitrales, que luego no se dan en la alta competición (dicho gol anulado a Luca Toni no lo sería en la Eurocopa)

—Constantes subidas de nuestros laterales que acaban en centros fallidos. ¿Para que suben? ¿Para que en algún momento no sepan o no puedan replegarse y nos cojan en inferioridad? Otra cosa sería si sus centros fuesen medio gol…

En mi opinión, no existe ninguna posibilidad, tras superar el fácil grupo de la 1ª Fase que sólo servirá para emocionar a los incautos, de eliminar en cuartos a Italia o Francia. Sólo podríamos intentarlo variando algunas costumbres de nuestra selección, y optando por algo parecido a lo siguiente:

—Jugar con 3 centrales: 2 rápidos y agresivos, que podrían ser Ramos y Puyol, y un tercero más sobrio que les hiciera la cobertura, tipo Juanito o similar.

—Meter 3 pivotes contundentes y con oficio, sean jóvenes (De la Red, Raúl García…) o veteranos (Senna, Martí…).

—Decidir qué futbolista pequeñito y creativo juega en cada partido: o Cesc o Iniesta. Y que quien lo haga sepa que, o marca las diferencias, o lo sientan. Poner a tanto “jugón” es señal de que muchos tienen que hacer lo que debería saber hacer uno solo de ellos (es como cuando un equipo con malos delanteros centros pone a 3 o 4 en el campo; cuando con uno bueno y goleador, debe sobrar…). Xavi, por supuesto, no da el nivel.

—Arriba, alternar a Villa (preferentemente) y a Torres (más potente, pero más fallón).

—Rezar mucho, el que crea… 

Por último, debo señalar que esta vez no he tenido en consideración a los entrenadores…

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres